AHORRO SANITARIO O PÉRDIDA DE SALUD

Hace un tiempo que uno de nuestros parlamentarios más influyentes en el Gobierno de Aragón, afirmó que nuestra sanidad era un “lujo asiático”. También hemos escuchado hasta la saciedad, el abuso de los pensionistas en relación con la gratuidad de los medicamentos. ¿Acaso han consumido otros medicamentos además de los prescritos por los médicos?. En todo caso, los que nos habremos excedido (si esa premisa fuera correcta ) hemos sido los médicos, prescribiendo de forma inadecuada (también debemos reflexionar sobre la medicalización inapropiada).

Después de un tiempo de la aplicación de copagos sobre la utilización de medicamentos por los pensionistas, la FADSP realizó un informe basado en un encuesta realizada por médicos de familia a 992 usuarios. Las conclusiones muestran que la medida ha tenido una clara repercusión en cuanto a la disminución de la renta disponible de estos pensionistas, (11,18 € por pensionista multiplicado por el número de pensionistas en la familia) y de ellos, un 16,83 % no retiraron algunos medicamentos prescritos a partir del copago (en las rentas inferiores a 400 € supone que un 27,29% no retiraron de la farmacia estos fármacos).

 

Además, los médicos seguimos prescribiendo medicamentos de los 417 excluidos de la financiación pública y costeados al 100% por el usuario. Estos son consumidos por el 60,08 % de los encuestados, sumando unos 7,06 € de media al mes. Un efecto de este “repago” ha sido que los pensionistas han dejado de consumir medicamentos en porcentaje mayor según su menor nivel de renta, por lo que ha perjudica a los mas pobres sobre todo. El copago y las recetas no consumidas, según el estudio, son la principal causa del “ahorro” en farmacia del que presume el Gobierno. En realidad ha sido un traslado de gasto a los pensionistas.

 

Por otra parte el Ministerio de Sanidad introduce el pago en el transporte sanitario no urgente (para rehabilitación, oncología , diálisis…) al margen de que entre el 10 y el 30% de transporte se va a considerar como inadecuado y no será prescrito. Con esto se pretende “ahorrar” unos 70 millones de €. Si aceptamos la conclusión final del informe de la FADSP que el objetivo del copago es sobre todo recaudatorio y que solo tiene efecto disuasorio en personas con menor renta a costa de su salud, deberíamos cuestionarnos claramente la bondad de estas medidas, que junto con otros recortes sanitarios (en el año 2013 respecto al 2012 el presupuesto percápita de Aragón ha pasado a ser menor que la media de las Comunidades Autónomas, con un recorte real del 15,1%, y con una bajada desde el 5,69 % del PIB dedicado a Sanidad al 4,99 %)Esto supondrá entre otras consecuencias un ERE encubierto de miles de empleos, en los próximos años, de trabajadores sanitarios (jubilaciones, sustituciones que serán cubiertas en un 10%) con aumento de las listas de espera. Los recortes están dando sus frutos, al parecer frutos no bien digeridos por la población ya que los indicadores de salud y en concreto la tasa de mortalidad que había disminuido de un 0,1-0,2% en el periodo 2007-2011, ha aumentado en 2012 entre el 1,25-1,45% y esto supone unas 3.500-5.000 muertes de más. ¿Será cierto que los recortes en sanidad, matan? ¿Es ajena la población a las medidas que nos conducen a esta situación?. Más vale que no.

 

CARMEN SANCHEZ BELLIDO Neumóloga H. Royo Villanova

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s