EL AVENTURERISMO POLÍTICO, AL SERVICIO DEL PODER

Hay gente que parece no saber que, cuando se hace una propuesta, es el que la hace quien tiene la obligación de defenderla, y que el resto no tiene obligación de darla por buena sin más, y  tiene el derecho de criticarla. Los anónimos convocantes de la pretendida ocupación del Congreso el 25 de septiembre, se sienten molestos por las críticas y, no siendo capaces de responder, desatan la histeria paranoica: quien les critica es un agente del gobierno y cosas parecidas. Lo lógico, lo que imponen las reglas de la razón, es que, primero, demostraran que esas críticas son falsas e infundadas y que, por tanto, sus críticos son reaccionarios, y, con datos en la mano, demostrar que son tal y cual. No lo hacen. No viendo manera de demostrar que las críticas son falsas, se ponen a vociferar lanzando acusaciones a las personas sin basarlas en ningún hecho conocido -o, para le caso, desconocido-. No atacan los argumentos. Ese paso se le saltan. Recurren al estilo demagógico y verdulario propio de las discusiones entre el público de la telebasura. Así, pretenden acallar las críticas. Pura demagogia.

LEER EL RESTO DEL ARTÍCULO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s