Paga y da las gracias …

… que estamos salvando la economía.

Después de haberse forrado a mas no poder especulando con los precios de la vivienda y provocar el endeudamiento de las familias necesitadas de un techo hasta límites insostenibles y sus consecuencias, como el tener que aguantar las draconianas condiciones laborales para no perder la nómina. Ahora nos va a tocar pagarles el ladrillo a los constructores, siguiendo las sabias recomendaciones del FMI. En lugar de emplear el superávit de estos años en hacer obra pública, como colegios que permitan asumir una educación sin tener que concertar con la iglesia; residencias para ancianos y que las familias no tengan que aportar varios sueldos para pagar una residencia privada a sus padres; redes de transporte público que reduzcan el gasto energético; vivienda pública de alquiler u otras utopías por el estilo que den empleo a los parados que se avecinan y nos hagan la vida mas barata a todos.

12/04/2008: No habrá aterrizaje suave. El ladrillo cae en picado y acaba con la orgía inmobiliaria. Pero los promotores no pagarán los platos rotos. El Ministerio de Vivienda cubre las espaldas a los responsables de la crisis.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s